domingo, 26 de noviembre de 2017

Dejar a morir al blog, o no dejar morir al blog, esa es la cuestión.

¿Cómo se escribe una reseña? Ya no lo recuerdo. Ni siquiera estoy muy segura de cómo se utiliza blogger ya.

Sinceramente, desde abril, he dudando si debería seguir escribiendo en el blog. Al cabo que solamente mi padre lee mis reseñas religiosamente. Debo admitir que ni yo sigo interesada en leer reseñas en otros blogs. Sin embargo, a veces regreso y leo mis reseñas, y recuerdo cosas que pensé la primera vez que leí un libro y las comparo con lo que pienso ahora, o lo que pienso después de una segunda lectura. Y sinceramente lo disfruto. ¿Entonces debería seguir escribiendo reseñas para mi misma? 

En ese caso, podría hacer el blog privado, o mejor no publicar nada, hacer reseñas y dejarlas guardadas en la computadora, para después. Pero me conozco, y sé que si escribiera solamente para mi misma, o acabaría sin escribir nada o borraría todo después de un tiempo, pensando que no me gusta lo que escribí. En cambio, al hacerlo en el blog, tengo una responsabilidad con mis inexistentes lectores,  y debo ser consistente con lo que público. Además, así no lo elimino, las cosas ridículas que escribí al empezar el blog siguen ahí, sin importar que sean reseñas pésimas y opiniones que me avergüenzan. 

En algún momento escribir en el blog me entusiasmaba. Tenía ganas de escribir reseñas y la gente me leía y me comentaba y eso me hacia feliz. Pensaba en nuevas secciones y formas de reorganizar el blog para que se viera lindo y fuera agradable de leer. Imaginaba mientras leía un libro de que manera podía escribir lo que estaba imaginando en ese momento y lo que me hacía sentir. Incluso cuando ya no me llamaba la atención leer reseñas hechas por otras personas, pensaba de que manera podía hacer más amena la lectura de las mías, hacer chistes, escribir poco formal, más como si fuera hablado que de la forma sería y profesional que antes utilizaba (o mínimo intentaba utilizar). Ahora me da bastante flojera. Pero sobretodo, no es una prioridad, pues después de todas mis clases tengo tareas y que estudiar y leer otras cosas que no son las novelas que se pueden reseñar.  No pienso reseñar libros de matemáticas, sería aburrido, tanto para mi como para la persona que lo lee. 

Es normal, pienso. No voy a llevar la misma vida ahorita que hace cuatro años, y no voy a leer lo mismo, y no voy a escribir igual. Así que es claro que tengo que hacer cambios, pero no sé cuales. 

Así que después de todos estos meses de pensarlo, y tomar varias decisiones diferentes que acabe tomando de nuevo una y otra vez...sigo sin saber que hacer. 

Recurro así a aquellos que todavía leen mi blog, aquellos que se llevan preguntando qué es de mi estos meses, esos seguidores que siguen llegando en twitter a pesar de mi inactividad.

- Julia.

2 comentarios:

  1. Julia no dejes el Blog, a veces no te das cuenta de cuantas personas te siguen porque no dejan comentario pero simplemente para ti, es un ejercicio que te hace comparar lo que escribes de un año a otro, eres muy buena en eso y tal vez ahora no tienes tiempo pero no tires lo que has hecho, felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Actualiza el blog con las cosas que ahora lees y te apasionan. Aunque tal vez sea un ejercicio más complicado pues se trata de textos científicos, no importa, la ciencia es divertida y tan alucinante que a veces parece ficción. El secreto está en transmitir la pasión. Sigue, que el blog se transforme junto contigo... y que viva lo complejo.

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.