domingo, 9 de abril de 2017

Reseña: El Problema de los Tres Cuerpos.



S i n o p s i s

  Este libro ofrece la posibilidad única de acercarse al fenómeno editorial chino que ha conquistado el mundo y ha ganado el premio Hugo 2015 a la mejor novela, siendo la primera vez que una obra no escrita originalmente en inglés merece tal reconocimiento. Su autor, Cixin Liu, es el escritor de ciencia ficción más relevante en China, capaz de vender más de un millón de ejemplares en su país y convencer a prescriptores de la talla de Barack Obama , quién seleccionó El Problema de los Tres Cuerpos como una de sus lecturas navideñas de 2015, y Mark Zuckerberg, que lo convirtió en la primera novela de su club de lectura. Ahora el público y la crítica de los cinco continentes se rinden a esta obra maestra, enormemente visionaria, sobre el papel de la ciencia en nuestra sociedad, que nos ayuda a comprender el pasado y el futuro de China, pero también, leída en clave geopolítica, del mundo en el que vivimos.

R e s e ñ a

  Lo que yo copie más arriba en "sinopsis" es tal cual la contraportada del libro. Y sinceramente es la peor contraportada que he visto en mi vida. ¿De qué va la historia? No lo sé pues ahí no dice nada, tampoco en las solapas, ni en ningún otro lugar. Si Obama y el creador de Facebook lo leyeron o no, me vale un comino y no conozco a nadie que piense "si Obama lo leyó, debo leerlo yo". Está muy bien que escriban la historia de como llegó el libro a occidente, pero no pueden simplemente olvidarse de darnos una probadita de lo que nos espera dentro del libro. Además está la palabra "merece" que me molesta tanto... 

  Los mejores libros que he leído, aquellos que terminan por volverse mis favoritos, me los encuentro siempre en los lugares más extraños. El Circo de la Noche lo elegí de tin marín, El Marciano lo compré en Costco, El Problema de los Tres Cuerpos lo descubrí en Tumblr. Y desde que leí ese post sobre el libro chino que se había ganado el Hugo ese año no pude dejar de pensar en él. No sabía ni siquiera sobre que era (por tan bella contraportada), pero no solamente yo lo quería, lo necesitaba. Así que lo pedí a la librería y nunca llego, se lo pedí a gente que iba a viajar, hasta que un día pasé enfrente de Sanborns, y ahí, en el aparador de la novedades, estaba mi libro, traducido directo del chino al español, casi podía oírlo llamándome.

  Tal vez han notado, que a pesar de mi reciente inactividad, mis últimas reseña son todas sobre ciencia ficción. Y no es que esté obsesionada, pero lo estoy. Cómo viví tanto años de mi vida ignorando las maravillas de este genero es un misterio, por suerte he dejado esta ceguera atrás. Y sé que suena dramático, pero la ciencia ficción es justo ese lugar que he estado buscando, dónde ciencia y arte no son enemigos sino que se fusionan para darnos, en palabras de Hannah Montana, "lo mejor de dos mundos".

  Ahora no solamente sé sobre que trata el libro sino que soy fan. Permítanme hacer el trabajo que no se hizo sobre el libro. La historia comienza en una China revolucionaria dónde los científicos que defienden ciertas ideas son torturados hasta lo locura o incluso, la muerte.  Más tarde, en el "presente", es decir 2007 (y sí, hice las cuentas para saber en que año sucedía todo), el Dr. Wang queda en el centro de una misteriosa sociedad científica que no cree en la ciencia, los sospechosos suicidios de algunos de los científicos más importantes del mundo, un juego de video muy particular, y extrañas cuentas regresivas que empiezan a aparecer en sus fotografías. Todo el misterio está en qué pasó entre esa primera etapa del libro en la que se habla de la Revolución Cultural y cómo eso está afectando el presente. No les voy a decir más, pero creanme que este es un libro que vale la pena leer simplemente por su historia tan original.

  No todos los autores puedes hacer una ciencia ficción llena de datos científico, pero Cixin Liu sí, pues antes de volverse escritor estudió ingeniería y se nota que no solo sabe del tema sino que se informó sobre varios campos antes de escribir el libro. Es justo esta impresionante cantidad de datos científicos que argumentan la historia lo que le da tanta originalidad y poder a esta misma. Todo se siente tan lógico, pues te lo explica, nada pasa nada más porque sí. La verdad, es que no entiendo todo de lo que me habla pues el vocabulario llega a ser muy técnico, sin embargo, no deja de ser agradable de leer por ello. La variedad de ciencias que mete en su historia tan bien es entretenida pues así llegas a ver lo diversas que pueden ser y como todas están conectadas entre si. Sí, habla mucho de física, pero de diversos tipos, astrofísica, nanotecnología, teórica, etcétera. También hay biología y ecología y otras más.

  En parte toda esta ciencia inventada ayuda al misterio pues no hay manera en que adivines que va a pasar pues no es tan fácil imaginarse las soluciones que encuentra el autor para cada problema que aparece durante la novela. Hay un punto en el que ya no hay vuelta atrás, todo se ve tan loco y no entiendes nada de lo que está sucediendo, pero necesitas saberlo y solo puedes continuar y continuar leyendo. Cada vez que se te revela algo nuevo no puedes evitar estar sorprendido y con cada nueva repuesta las ganas de seguir leyendo se multiplican. Así es todo el tiempo. 

  Creo que no hay que ignorar el hecho de que este es un libro de un autor chino, escrito originalmente en chino, y que fue un gran éxito allá antes de llegar a ser siquiera conocido acá. No es difícil darse cuenta que la mayoría de los libros que leemos vienen de un número bien limitado de países. Sobretodo los que son destinados para jóvenes pues casi siempre son gringos. Creo que es importante no solo leer, sino interesarse por la cultura de otros países. Puede llegar a ser difícil pues no todo se traduce, y mucho menos al español. Yo no sé chino, así que no puedo decir si este libro esta bien traducido o no. Pero al leerlo no se siente que sea tieso, no se siente falso, y se disfruta el estilo. Ha de haber sido bastante difícil de traducir con todos esos tecnicismos. Sinceramente estoy muy agradecida con el traductor al español pues no creo que hubiera podido leer este libro en inglés justo por toda la ciencia que trae consigo.

  La buena noticia, es que esta maravilla de libro nos llegó en nuestro idioma. La mala noticia es que no sé cuando podamos ver la continuación. Pues no solamente es un libro sino que son tres y yo necesito saber que sucede. 


¿Lo recomiendo? Por supuesto que sí. El Problema de lo Tres Cuerpos es un libro que sin duda vale la pena leer por mil y un razones. Y si no confían en mi, Obama y Zuckerberg también lo recomiendan, y ¿quién puede ser más experto que ellos?




- Julia.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Reseña: La Voz de los Muertos.


Por ser esta la reseña de la segunda parte de una serie de libros no está libre de spoilers de la primera parte. Lea bajo su propio riesgo. 


S i n o p s i s

  Después del genocidio de los Insectores, Ender Wiggin desapareció y en su lugar surgió una voz poderosa: la nueva religión de los Portavoces de los Muertos, que sirven como sacerdotes a quienes no creen en ningún Dios pero sí en los valores de los seres humanos. Han pasado tres mil años desde los hechos de El Juego de Ender, y aún así los efectos del viaje relativista permiten la presencia de un joven Ender de treinta cinco años, elemento central en el segundo contacto de los seres humanos con otra raza galáctica. Esta especie, al igual que los Insectores, resulta completamente extraña y, en sus primeros acercamientos a los seres humanos, han causado muertes incomprensibles. Solamente Ender, el genocida, tendrá la valentía de afrontar la verdad. 

  La aclamada continuación de El Juego de Ender, ganadora de los premios Nebula 1986, Hugo 1987 y Locus 1987.


R e s e ñ a 

  ¿No les encanta que El Juego de Ender y La Voz de los Muertos tengan la misma portada? (notese el sarcasmo)

  Para aquellos que leyeron mi última reseña sobre Ender sabrán que el primer libro me encantó. (Y si no la han leído pues vayan allá primero y luego regresen.) Los dos libros se parecen bastante, en estilo y vibra que dan al ser leídos, sin embargo, la historia es totalmente diferente. Mientras que en el primero Ender dependía de los que los demás decidían por él y en base a eso el movía sus propias piezas, en el segundo Ender tiene una libertad impresionante, lo que obviamente le suma responsabilidad a cualquier cosa que haga, por mínima que sea. La presión sobre Ender le suma tensión a la historia y te mantiene conteniendo el aliento constantemente. 

  Claro que si a los 7 años Ender ya era un genio, a los 35 es más que sabio. Es impresionante verlo hacer cualquier cosa pues todo parece extremadamente brillante. Si antes te sentías unido a él como si fuera uno mismo con el lector, ahora ya no. Ahora hay un sentimiento de admiración hacia él, contagiado seguramente por los otros personajes del libro que sienten eso mismo. Pero además eso algo que se gana a lo largo de todo el libro con la forma en que maneja cada situación que se le presenta. Mientras que antes, de niño, por más que reaccionara de forma casi robótica y pareciera por eso que no tenía emociones sabías que tenía miedo y dudas, ahora ya no. Si tiene que ver con el destino de la galaxia, Ender sabe exactamente que tiene que hacer. 

  Mas no por ello pierde su humanidad. Es cierto que se vuelve alguien muy impresionante pero los lectores tenemos el privilegio de no solamente verlo cómo se presenta públicamente sino que también cuando está sólo. Y vemos que no es perfecto y que necesita ayuda y que sin ella se siente perdido. Que puede arrepentirse de sus acciones y se da cuenta de sus errores de manera admirable. 

  Algo que me encanta de los libros de Ender es que son muy originales y por eso es difícil saber que va a pasar. Y ahora no solamente se junta los misterios del presente de la historia sino los de los 3000 años entre el primer y este segundo libro. Por ejemplo, me encanta que Ender sea tres personas diferentes pues como ha vivido tantos años nadie piensa en la posibilidad que el primer Portavoz, Ender el genocida y Andrew Wiggin sean la misma persona, sobre todo teniendo en cuenta los diferentes puntos de vista que se tiene sobre cada uno de ellos. 

  Ahora que he intentado leer más y más ciencia ficción he notado que hay de dos: o solamente es una historia con tecnología cool, o además de ser un historia con tecnología cool se tratan los problemas (éticos, filosóficos, etcétera) a dónde nos pueden llevar esos avances tecnológico. La voz de los muertos pero también el Juego de Ender forman parte de la segunda categoría. No solo son aliens y batallas espaciales sino que es también interrogarse sobre quiénes son estos otros seres inteligente que no tienen nada que ver con los humanos ni en aspecto ni forma de pensar o organizarse socialmente. Y si en el primer libro se pensaba de una forma, en este es todo lo contrario, o bueno, intenta serlo. Ya entenderán cuando lo lean a que me refiero. 

  Finalmente, no solo la historia es entretenida, sino que invita a la reflexión. Ya se que podría parecer que yo le busco a cualquier libro algo que "invita a pensar" pero... ¡es verdad! Al acabarlo este libro me dejo la misma sensación que el primero: la seguridad de que acaba de leer algo muuuuy bueno. 


¿Lo recomiendo? Por supuesto. Este es un libro que vale muchísimo la pena y te dejará pensando incluso tras de terminarlo. En definitiva uno de mis favoritos. 


- Julia.