martes, 16 de agosto de 2016

Reseña: La Sombra de la Serpiente.


S i n o p s i s

  El tercer y último libro de las crónicas de Kane llega repleto de situaciones desternillantes, monstruos memorables y un amplio elenco de amigos y enemigos para que la emoción no decaiga en ninguna página. Genial, esto va de mal en peor. Apofis anda suelto sembrando el terror allí adónde va. Solo nos quedan dos días... Y, mientras, todos nos dan la espalda. Un grupo de magos rebeldes, encabezados por Sarah Jacobi, nos han acusado a Sadie y a mí de haber provocado el caos y de que set esté en libertad. Juran que acabarán con nosotros... De los Dioses, mejor ni hablar: nadie sabe dónde se han metido, y los que quedan, como el mismísimo Dios del sol, solo piensan en chupetear galletas, babear y tararear cancioncillas sin sentido... Nunca hemos estado tan solos y tan desesperados; solo nos queda una última oportunidad: capturar la sombra de Apofis. Se me olvidaba deciros que nadie hasta ahora lo ha conseguido, así que, si sale mal, no estaremos aquí para contarlo.

R e s e ñ a

  Sinceramente, con los libros de Rick Riordan podría copiar y pegar mis reseñas antiguas y listo; al cabo que mi opinión es siempre la misma. ¿Por qué? Pues es que todos sus libros tienen siempre la misma trama: grupo de héroes jóvenes ayudados de un poder superior viven aventuras mezclando mitología y modernidad. Lo cual podría sonar totalmente aburrido después de un rato...pero no. Por más que siempre sea lo mismo, nunca es igual, y cada libro que leo de este autor me gusta. Soy fan.

  Creo que en parte tiene que ver con su imaginación y con cómo explica cosas inexplicables de una manera tan lógica que te lo crees aunque obviamente no haya dioses egipcios en Brooklin y el Olimpo no esté en la cima del Empire State. Es algo de él, algo que voy a asociar siempre con sus libros aunque no haya sido el primero ni sea el único. 

  Una vez que sus libros te atrapan no puedes dejar de leerlos. Es por eso que por más veces que repita su esquema con dioses griegos, romanos, egipcios o nórdicos, o por más veces que haga crossovers entre ellos, ya tiene un "séquito" que va a leer todo lo que tenga el nombre Riordan en la portada. No solo estoy segura de que si saca un libro cuando yo tenga 40 años lo voy a leer, sino que estoy segura que no soy la única.

  A pesar de todo, siento la necesidad de hacer reseña de este último libro de la trilogía de Las Crónicas de Kane pues sino sentiría que algo le falta a mi blog...

  En esta última entrega todo lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra aventura junto a Carter y Sadie comienza a encajar. No te dicen nada, uno solo va uniendo piezas y cuando por fin dan la solución, ya conocías la respuesta. Cada punto abierto se cierra en este libro, poco a poco. Sin embargo el misterio está presente hasta el final en formas diferentes. No solo es la duda si vencerán en la batalla final, sino si siquiera va a haber una batalla final. Una batalla en la que parece que en verdad van a perder, todo el libro te están diciendo que no hay esperanza. ¿Pero qué sucede al final? Bueno, obviamente no les voy a decir. Esa aunque es la intriga más grade no viene sola sino que la acompañan muchas otras que al final llevan a una misma y grande repuesta. 

  A pesar de ser un libro para cerrar también sigue siendo un libro con acción. Hay nuevos personajes, nuevos lugares, movimiento, cambios continuos. Al contrario de la serie de Percy Jackson, aquí las parejas de personajes cambian así que las interacciones son siempre distintas. Y es que el humor del que siempre hablo cambia según el personaje, no mucho, pero sí hay ligeras diferencias entre unos y otros que apenas se notan pero se sienten, y el hecho de que no sean siempre los mismos personajes los que están juntos ayuda a ver las diferentes combinaciones de personalidades/sentidos de humor interactuar y eso ayuda a dar vivacidad al relato.

  Esta vez definitivamente tengo una parte favorita. En un momento están los personajes en la sala del juicio en el inframundo egipcio con Osiris. Por fin explican que uno al morir va al inframundo de sus creencias y por eso en Percy Jackson van al hades y aquí no. Además explican que aunque no seas parte de estás culturas antiguas puedes morir e ir al inframundo de una de ellas. Puede parecer muy tonto, pero me emociona que explique algo que podría ser muy banal pero que también quiere decir que el autor si pensó en como mezclar sus historias en un mismo mundo.

¿Lo recomiendo? No puedo contar el número de veces que algún adulto me ha preguntado que le recomiendo para su hij@/sobrin@/niet@ que le gusta leer o que le está empezando a gustar leer. Yo siempre voy a recomendar a Rick Riordan.



- Julia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.