miércoles, 13 de julio de 2016

Reseña: El Tributo.




S i n o p s i s 

  Kaye, de dieciséis años de edad, es una nómada moderna. Feroz e independiente, viaja de aquí para allá con la banda de rock de su madre hasta que sufre una siniestra agresión que  la obliga a regresar al hogar de su infancia. Allí, con el New Jersey obrero e industrial de telón de fondo, Kaye se verá envuelta en una antiquísima lucha de poder entre dos reinos de hadas rivales. Una lucha que podría significar su muerte. 

  La angustia adolescente, una romance apasionado y el caprichoso y diabólico mundo de las hadas se mezclan en un relato cautivador y absolutamente original. 

R e s e ñ a

  El Tributo es un libro que me regalaron y que creo yo sola no hubiera elegido. Desde un principio no me llamaba para nada la atención,  y de hecho estuvo largo rato abandonado en el librero. Me decidí a leerlo pues parecía fácil y se notaba que no me tomaría mucho tiempo. Acerté. 

  La palabra con la que describiría el libro sería "chafa". Para los que no saben que significa esta palabra, el diccionario la define como "de mala calidad". Me parece, sinceramente, un libro mediocre. Lo que es una lastima pues la historia no es mala idea pero si algunas cosas (de las que hablaré más adelante) hubieran sido diferentes este libro pudo haber sido mucho, mucho mejor. 

  Primero está la narración. Sí, yo tome este libro pensando que sería sencilla, pero yo no describiría el estilo como sencillo, ni malo, sino de nuevo mediocre. Hice una lista de lo que no me gustó mientras leía para poder hablar de ello en la reseña. 1- Usa demasiado la palabra "entonces", lo cual no es necesario pues por lógica el libro sigue ya un orden cronológico y la repetición hace que haya una especie de baches en la lectura. 2-  Adjetivos que no son necesario y que en el contexto no significan nada. 3- En un intento de darle un estilo más "poético" hay una gran cantidad de figuras de estilo que no vienen al caso y como no están bien hechas parecen forzadas. Estas cosas que un principio se me hacían muy visibles e incomodas, mientras más avanzaba en la lectura, o desaparecieron y el estilo mejoró, o me acostumbre y disfrute más. 

  Aunque no solo esto mejora, todo el libro se vuele más entretenido al final. La historia, que un principio parece predecible y obvia, da algunas vueltas hacia el final de la novela que están bien construidas y que sorprenden después de la monotonía anterior. Lo que destaca más de todo el libro es justamente cuando se presentan las cortes de las hadas, pues llegamos a conocer ambas. La imagen que crea la autora me parece cool (por no encontrar una mejor palabra). Las criaturas, las costumbres, etc. Las diferencias entre ambas cortes son bien visibles, una frenética, la otra... bueno, mejor no digo nada para evitar spoilers

  La protagonista, Kaye, cuyo nombre no tengo ni idea de como pronunciar, no me agrada. Al igual que el el escenario humano de la historia, es gris, aburrida y con tan poca personalidad. No sé si la idea era que fuera una "chica rebelde", pero en cualquier caso, no funcionó. Por más veces que escribas "prendió un cigarrillo" o "se calzó las botas" o "le subió el volumen a la música de [insertar nombre de músico rock], un personaje no se vuelve rebelde sin acciones o mínima personalidad. Ninguno de los personajes tiene en realidad mucha personalidad, todo siguen clichés básicos. Están ahí, mueven la historia, pero ellos no son importantes, no se habla casi de ellos. Kaye, que debería estar en un conflicto por la información que descubre apenas reacciona o se interroga. Es como un zombie, son como zombies. 


¿Lo recomiendo? La verdad es que no. Tiene cosas buenas que pueden ser salvadas pero mezcladas con muchas que no valen la pena. 



- Julia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.