lunes, 25 de julio de 2016

De libro a película: Watchmen.


ADVERTENCIA: esto no es una reseña de la película, sino una opinión sobre la manera en que el libro fue adaptado. [SIN SPOILERS]


   Ya había escuchado que la adaptación cinematográfica Watchmen era extremadamente fiel a la novela gráfica, pero tenía que averiguarlo por mi misma. Escribir la reseña de Watchmen me costó varios meses de trabajo así que para evitar que se repitiera tomé notas mientras veía la película (lo sé, que ñoña soy). Les dejó el trailer subtitulado pues varias de las cosas de las que voy a hablar a continuación se pueden ver en él.

  Sinceramente la película es una desastre en términos de organización, pero el libro también así que supongo que se le puede perdonar. En cualquier caso a mi no me molesto y me pareció que a pesar de ello se entiende bien. Puede que se pierda un poco el suspenso que el desastre del libro sí logra crear. Leí reseñas de la película que aseguran que no se entiende la historia. Claro que no puedo hablar más que de la perspectiva de alguien que leyó antes de ver, así que obviamente sí le entendí y el suspenso ya no era algo para mi. 

  Creo que para hacer una buena adaptación más que hacer todo idéntico al libro hay que atrapar la esencia de la lectura a lo largo de toda la función. Watchmen logra esto de una manera bastante particular y que jamás se me hubiera ocurrido. Sí, muchas de las imágenes del cómic están en la fotografía lo cual es genial, pero no es lo único.

  Primero son las peleas. Tanto la novela como la película están lógicamente llenas de peleas, algo de lo cual nunca he sido gran fan y que en el libro no me molesto pues no van tan seguido. A lo que me refiero es que tardas más en leer que en ver una película y por eso el tiempo entra pelea y pelea en el libro es mayor. La película lo que hace es poner igualmente muchas peleas pero cada una de ellas cambia. Así que no se siente repetitivo. Algunas tienen de fondo los sonidos típicos de una pelea (gritos, golpes, etc), en otras no se escuchan estos sino que solo la voz de Rorschach leyendo su diario (con exactamente las mismas frases y estilo peculiar del cómic). Cuando intentan asesinar a Veil los movimientos de este son en cámara lenta mientras que el resto es a velocidad normal lo cual se ve muy, muy cool. Y sí, cool es la palabra exacta para describirlo, es la palabra para describir toda la película. Cool. 

  Varias peleas tienen música de fondo, pero no una música de pelea, sino todo lo contrario y con un ritmo que contrasta brutalmente con las imágenes.Esto es algo frecuente en todo la película, música que no tendría combinar pero que sí combina. Música que yo llamo "música de crucero" y creo que se entiende bien de cual hablo. Y extrañamente esto ayuda mucho a recreas el tono del cómic. Como el smiley con la gota de sangre cayendo en la portada, obscuro y cómico al mismo tiempo. Raro, pero funciona. No solo funciona sino que lo considero necesario. El cómic es fuerte, pero verlo en movimiento, son humanos reales, lo hace todavía más duro (como cierta escena en una prisión). Aunque se llega a ver medio falso, exagerado, hasta ridículo, en conjunto queda bien. 

  En la reseña ya lo dije, los personajes son la clave de la historia. No solo los actores se parecen fisicamente por ropa, maquillaje y todo eso sino que de movimientos también. Ya sé, los cómic no se mueven, pero estoy segura que Jupiter camina exactamente igual en libro y película. También es el caso de las voces. La de Rorschach y Dr. Manhattan son las que más se me quedaron. La del primero por ser rasposa, dura y misteriosa como el personaje. Pero sobretodo la del segundo pues no era lo que me imaginaba al leer, no sé ni que me imaginaba pues me parece que la de la película es perfecta para él: suave, seria, pero no inhumana.

  No solo las voces siguen y dan personalidad a los personajes, son muchas las cosas que se unen para que las impresiones que nos dan en la novela aparezcan también al ver la adaptación. No sé que es pero lo logran. De hecho, en el caso de The Comedian en la película se me hizo más mala onda. Igual pasa con la historia, casi nada se pierde, todo está ahí. El libro nos da muchísima información del pasado, presente y futuro; una universo paralelo nuevo entero que entender, los Minutemen, etcétera. Todo no cabe en la película sin ser forzado pero lo esencial, está ahí.

¿La recomiendo? Sí, Watchmen es una buena adaptación pues sobretodo capta la esencia del original muy bien, además de que se parecen en muchos sentidos. Y lo hace de una manera "elegante" que, creo yo, respeta a la novela gráfica. Por supuesto no es una obra de arte, pero (como siempre digo) las cosas no tienen que ser profundas y perfectas para gustar y entretener. 

- Julia.

miércoles, 13 de julio de 2016

Reseña: El Tributo.




S i n o p s i s 

  Kaye, de dieciséis años de edad, es una nómada moderna. Feroz e independiente, viaja de aquí para allá con la banda de rock de su madre hasta que sufre una siniestra agresión que  la obliga a regresar al hogar de su infancia. Allí, con el New Jersey obrero e industrial de telón de fondo, Kaye se verá envuelta en una antiquísima lucha de poder entre dos reinos de hadas rivales. Una lucha que podría significar su muerte. 

  La angustia adolescente, una romance apasionado y el caprichoso y diabólico mundo de las hadas se mezclan en un relato cautivador y absolutamente original. 

R e s e ñ a

  El Tributo es un libro que me regalaron y que creo yo sola no hubiera elegido. Desde un principio no me llamaba para nada la atención,  y de hecho estuvo largo rato abandonado en el librero. Me decidí a leerlo pues parecía fácil y se notaba que no me tomaría mucho tiempo. Acerté. 

  La palabra con la que describiría el libro sería "chafa". Para los que no saben que significa esta palabra, el diccionario la define como "de mala calidad". Me parece, sinceramente, un libro mediocre. Lo que es una lastima pues la historia no es mala idea pero si algunas cosas (de las que hablaré más adelante) hubieran sido diferentes este libro pudo haber sido mucho, mucho mejor. 

  Primero está la narración. Sí, yo tome este libro pensando que sería sencilla, pero yo no describiría el estilo como sencillo, ni malo, sino de nuevo mediocre. Hice una lista de lo que no me gustó mientras leía para poder hablar de ello en la reseña. 1- Usa demasiado la palabra "entonces", lo cual no es necesario pues por lógica el libro sigue ya un orden cronológico y la repetición hace que haya una especie de baches en la lectura. 2-  Adjetivos que no son necesario y que en el contexto no significan nada. 3- En un intento de darle un estilo más "poético" hay una gran cantidad de figuras de estilo que no vienen al caso y como no están bien hechas parecen forzadas. Estas cosas que un principio se me hacían muy visibles e incomodas, mientras más avanzaba en la lectura, o desaparecieron y el estilo mejoró, o me acostumbre y disfrute más. 

  Aunque no solo esto mejora, todo el libro se vuele más entretenido al final. La historia, que un principio parece predecible y obvia, da algunas vueltas hacia el final de la novela que están bien construidas y que sorprenden después de la monotonía anterior. Lo que destaca más de todo el libro es justamente cuando se presentan las cortes de las hadas, pues llegamos a conocer ambas. La imagen que crea la autora me parece cool (por no encontrar una mejor palabra). Las criaturas, las costumbres, etc. Las diferencias entre ambas cortes son bien visibles, una frenética, la otra... bueno, mejor no digo nada para evitar spoilers

  La protagonista, Kaye, cuyo nombre no tengo ni idea de como pronunciar, no me agrada. Al igual que el el escenario humano de la historia, es gris, aburrida y con tan poca personalidad. No sé si la idea era que fuera una "chica rebelde", pero en cualquier caso, no funcionó. Por más veces que escribas "prendió un cigarrillo" o "se calzó las botas" o "le subió el volumen a la música de [insertar nombre de músico rock], un personaje no se vuelve rebelde sin acciones o mínima personalidad. Ninguno de los personajes tiene en realidad mucha personalidad, todo siguen clichés básicos. Están ahí, mueven la historia, pero ellos no son importantes, no se habla casi de ellos. Kaye, que debería estar en un conflicto por la información que descubre apenas reacciona o se interroga. Es como un zombie, son como zombies. 


¿Lo recomiendo? La verdad es que no. Tiene cosas buenas que pueden ser salvadas pero mezcladas con muchas que no valen la pena. 



- Julia.