viernes, 24 de junio de 2016

Reseña: Nada.




S i n o p s i s

  Pierre Anthon deja el colegio el día que descubre que la vida no tiene sentido. Se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa. Tanto desmoraliza a sus compañeros, que deciden reunir objetos esenciales con el fin de demostrarle que hay cosas que dan sentido a quienes somos. En su reto arriesgaran parte de si mismos y descubrirán que sólo al perder algo se aprecia su valor. Pero entonces puede ser demasiado tarde.


R e s e ñ a

  Cuando empecé a leer Nada no me esperaba en absoluto lo que me encontré dentro de este libro. Esperaba largas reflexiones sobre la vida, y sobre lo que en realidad valen las cosas y sobretodo los objetos, lo material. En resumen, esperaba algo muy cliché. Encontré justo lo contrario, pues a pesar de sí haber algunas de estas reflexiones, son cortas y bastante abiertas. Son más bien preguntas que invitan a la reflexión y a sacar uno sus propias conclusiones.


  La historia me sorprendió muchísimo y me dejó en shock en varias ocaciones. Todo empieza como un juego, como una buena idea de unos niños (porque tiene que quedar claro que son niños ya que eso lo hace todavía más escalofriante) para ayudar, y hasta para aprender. Así se presenta en un principio, pero las cosas se obscurecen más y más mientras avanza la lectura. Se vuelve un juego de venganzas y los niños (¡niños!) sacan un lado...malvado, casi enfermo. Y uno podría pensar que "crecen" más rápido de lo normal gracias a esta experiencia, pero yo no lo veo así...crecer no es a fuerzas corromperse de esta manera. Claro, estoy dejando todo esto muy vago pues no quiero hacer ningún spoiler


  Si algo creo que se le tiene que reconocer a este libro, es el final. Reconocer y agradecer. Se toma de una manera muy suave y se hila con lógica. Uno queda satisfecho con él y después de haber leído algo tan duro, el final calma y acabas la lectura bien, sin sufrir. Si no fuera por el final y el tiempo que se toma la autora para cerrar su novela yo hubiera quedado medio traumatizada. De hecho, me sorprende la reacción de los niños al final, sobre todo de nuestra narradora, ya que es a la que mejor llegamos a conocer. 


  Ahora, como ya dije antes, el libro invita a reflexionar y a hacerse una idea propia. No solo se habla de lo que importa o no en la vida (aunque sí es lo principal), se habla de los sentimientos, de los humanos, del miedo y hasta del arte contemporáneo (esto último siendo una de mis partes favoritas). Pero hay algo que no funciona y es la formulación. Yo no hablo danés, y no sé cómo esté escrito el libro en su idioma original pero ya sea eso o la traducción hay algo que me molesta y sé que no soy la única pues he viso a otros hablar de esto.


  "No hay nada", "hay nada". ¿Cuál es correcto y que significa cada una de estas oraciones? Si en un frasco hay nada, el frasco está vacío, pero si no hay nada en el frasco, quiere decir que hay algo en el frasco pues justamente falta la nada. ¿Me explico? Pero esto es si lo reflexionamos, ya que todos al hablar cotidianamente decimos que no hay nada, y nos entendemos: el frasco está vacío. El problema aquí es que si todo el libro habla de esto, te lo empiezas a preguntar y dependiendo de cual sea correcto todo el significado cambia. Además no sé si solo soy yo pero después de un rato dejaba de concentrarme en el libro para preguntarme cosas como: "Si hay nada...¿hay algo?" y  "¿La nada cuenta como un algo?", etc. Tuve que regresar varias veces a darme cuenta que no recordaba nada de lo leído.

  Fuera de esto, el libro es corto, se lee fácilmente. El estilo hace la lectura bastante placentera a pesar de la hisotria. Pero también la edición ayuda: la forma alargada, el espacio, los márgenes y todo eso. Después de Nada, sigue Todo. ¿Quiero leerlo? Sí. ¿Estoy lista para leerlo? No. A pesar de haber acabado el libro hace ya algunos meses, sigo pensando en él y se me revuelve el estomago. 


¿Lo recomiendo? Sí. Definitivamente creo que es un libro que vale la pena leer. Nada más, estén preparados.




- Julia.

1 comentario:

  1. Yo me enamoré de este libro, me pareció una auténtica pasada.
    Yo también quiero leer Todo, y opino como tú, todavía sigo reflexionando sobre lo que leí en Nada y sin duda me encantó.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.