lunes, 18 de abril de 2016

Reseña: Watchmen.



S i n o p s i s
¿Quién vigila a los vigilantes? 

  Nueva York, 1985. El asesinato de Edward Blake, el Comediante, deja tras de sí un smiley manchado de sangre y moviliza a los pocos justicieros que aún viven. Uno de los más resolutivos e implacables, Rorschach, emprende una investigación que le hará reencontrarse con el desengañado Búho Nocturno (Dan Dreiberg), el poderoso Dr. Manhattan (Jon Osterman), el multimillonario Ozymandias, considerado “el hombre más listo del mundo” (Adrian Veidt), y la renuente y atormentada Espectro de Seda (Laurie Juspeczyk). Juntos afrontarán un pasado terrible, bajo la sombra de los Minutemen, y tratarán de superarlo para salvar el futuro… si es que el fin, cada vez más cerca, no llega antes y destruye la Tierra por completo. Alan Moore y Dave Gibbons firman la que posiblemente sea la mejor historia de superhéroes de todos los tiempos, galardonada con premios tan prestigiosos como los Kirby, los Eisner, los Harvey e incluso el Hugo, jamás otorgado a ningún cómic hasta entonces.


R e s e ñ a

  Desde hace años he intentado internarme en el mundo del cómic. Lo he hecho poco a poco, familiarizándome, leyendo Wikipedia y buscando opciones de cómics para primerizos. Ya hacia un tiempo había decido leer Watchmen, y hace unos meses llegó a mis manos. Por fin. Sin embargo, he intentado hacer esta reseña desde noviembre sin mucho éxito, por suerte, de vez en cuando me llegaba la inspiración, así que después de meses de trabajo, he aquí la reseña. 

  Watchmen está dividido en 12 partes que es su momento salieron mensualmente pero que actualmente forman parte de una misma novela gráfica. Cada una de estas es un capítulo en el cual se cuentan varias historias al mismo tiempo y se siguen a los diferentes personajes. Al final de los capítulos hay una especie de "complementos" que no son en forma de viñetas sino de texto. Algunas veces son artículos de periódico, partes de una autobiografía, documentos, etcétera... Así que juntando todos elementos puedes ir entendiendo el presente, pero también el pasado y así llegar al futuro poco a poco. 

  Watchmen es una historia complicada, no linear, que necesita atención para entenderse bien. Al principio puede parecer pesada y difícil de leer pues hay demasiados cabos sueltos, pero conforme avanzas en la lectura esta se vuelve más sencilla, más amable y sobre todo, más entretenida. Esto lo digo pues al comenzar pensé que tal vez me había equivocado con ella, sin embargo esta idea desapareció entre el segundo y tercer capítulo, el momento en el que me logre enganchar bien, bien. Lo que me ayudo fue organizarme de manera diferente. Ejemplo: cuando en una misma página se contaban dos historias que se mezclaban en las viñetas, leía primero una y luego la otra, pues sino me era imposible entenderlas y separar una de la otra. Si perseveras, poco a poco, ya sea por costumbre o porque entiendes mejor y mejor la historia, la lectura se vuelve más sencilla. 

  La historia es dura, fuerte y bastante violenta, sobre todo por los personajes. En el universo de Watchmen los héroes enmascarados no tienen súper poderes y sus problemas no tienen nada de sobre humano. En su mayoría los problemas a los que se enfrentan nuestros héroes son cosas que en universo de Watchmen forman parte del cotidiano. Esto hace que la historia llegue a parecer casi real y posible, lo cual da un poco de miedo. Sobre todo mientras más se acerca el final...

  La excepción a esto es el Doctor Manhattan, quien es el único personaje que no es exactamente humano, y cuenta con superpoderes. Este enigmático personaje tiene un punto de vista radicalmente diferente y forma uno de los más grandes misterios en el libro, hasta que se cuenta qué es él. Ya cuando se sabe cuál es el origen de este personaje (que por cierto, es una de las incógnitas más entretenidas de la historia), su punto de vista se comprende mejor, pero sobre todo, se vuelve más impresionante. El Dr. Manhattan es tan poderoso, que el tiempo prácticamente no lo afecta, y por ello, la raza humana no se le hace tan importante, ni necesita salvación según él. Esto es cotradaicotrorio pues se espera de él que sea un héroe y que salve al mundo.

   Esto último se ve muy claro al final. No quiero entrar mucho en detalles pues primero, no entenderían bien pues falta contexto y dos, quiero evitar cualquier tipo de spoiler. El punto es que, el mundo necesita salvación, pero el Dr Manhattan tiene que "filosofar intensamente" antes de decidir que movimiento hacer. Así que, en gran parte el desenlace es platica metafísica sobre la existencia, pero con un escenario más que peculiar. 

  Personalmente, mi personaje favorito fue Rorschach, no sé ni por qué, pero lo es. Tal vez es por ser el que más pelea, y el que parece no rendirse nunca. Además, él es en gran parte, narrador de la historia a travez de su diario y es por ello que lo llegamos a conocer desde dentro. Si no fuera por esto, este personaje se vería todavía más frío e inexpresivo y no solo por la macara.

  El estilo gráfico de Watchmen es lo más clásico de un cómic (en su mayoría): colores brillantes y diversos, trazos bastante rectos y feroces, todo con mucho movimiento. La verdad, es que al principio me pareció demasiado y hasta llega a marear un poco, pero, al igual que con la historia, te acostumbras. Texto e imágenes se complementan muy bien pues el estilo se parece, desordenado sí, muy cambiante, pero esto es lo que le da su originalidad y sentido para mover la trama. Hay ciertas viñetas que me parecieron muy, muy bonitas (como la imagen rosa del principio de esta entrada), otras interesantes, y unas no destacan tanto. 


¿Lo recomiendo? Sí, pero solo si de verdad estás convencido de querer leer esta novela pues el principio, como ya dije, es un poco desalentador. 


- Julia.

1 comentario:

  1. ¡¡Hola!! Yo nunca he leído un comic, creo que debería probarlo algún día...
    Buena reseña, me quedo por tu blog
    Saludos ;)

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.