miércoles, 12 de agosto de 2015

Reseña: El Marciano.




S i n o p s i s

  Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres en caminar sobre la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en la que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atrás a Mark tras darlo por muerto. Pero él está vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara. Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentará a obstáculos aparentemente insuperables. 

  Por suerte, el sentido del humor resultará ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado a seguir con vida, incubará un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA. 

  Con un final sorprendente, El Marciano es una novela brillantemente construida, un delirio ingenioso, con una mecánica del suspense que sorprenderá al lector una y otra vez y le hará perderse en el cosmos de la naturaleza humana y la lucha por supervivencia. Una experiencia literaria excepcional en gravedad cero. 



R e s e ñ a

  A veces uno encuentra los mejores libros en los lugares más inesperados. Puede ser en una librería de viejo, en un ático, una banca o, en este caso, en el supermercado. Lo he visto pues la portada es de una anaranjado muy brillante y sobresale entre libros azul marino (sí, todos los libros que lo rodeaban eran de este color). No lo pensé ni dos segundo, leí el resumen en la solapa y lo eche al carrito. ¿No es la sinopsis suficiente para que quieras leer inmediatamente el libro? Permite convencerte...

  El Marciano es la primera novela de Andy Weir y como dice la presentación es un libro que sobresale entre la actual fama de la fantasía y entre los clásicos de la ciencia ficción. Es un relato novedoso y lleno de precisiones que no dejan de asombrarte.

  Ya viste la portada. Es fantástica. Me parece muy simple y bonita. Entre menos mejor y está sigue esa regla por lo cual se vuelve muy elegante y fácil de recordar. Este es definitivamente un libro del cual me enorgullezco de tener en el librero por su belleza interior y exterior. 

  La historia podría parecer una idea reciclada, pero son los elementos pequeños, la forma en la que la trama fluye y las narraciones diversas lo que hacen la lectura extremadamente entretenida. No puedes parar de leer, eso me sucedió a mi. Tenía que saber que iba a pasar. Y esto se debe a que no hay un gran problema (sobrevivir en Marte), pero a parte hay miles de problemitas que se suman en el camino a conseguir la respuesta del primero. Es por eso que nunca dejas de estar entretenido. 

  Además hay que decir que, al parecer, es científicamente correcto. No puedo decirles: "claro, revise los cálculos y sé cómo funciona la gravedad en Marte y todo parece correcto", pues sería mentira. Pero son muchos los científicos de diversas áreas los que han leído el libro y afirmado que es bastante lógico. Este es un trabajo que me sorprende pues el autor debe saber sobre miles de temas para poder escribir correctamente todo pues en el libro vemos desde física y botánica hasta historia de la astronomía. El trabajo de búsqueda detrás de este libro debe de ser monumental. 

  Pero la narración se lleva un reconocimiento también. En gran parte es el diario que lleva Watney durante su estadía en Marte pero también hay partes en las que un narrador externo nos cuenta que sucede en la Tierra y en la Hermes. Gracias a estos cambios el libro se vuelve más ligero, más amable y, de nuevo, contribuye a que no puedas parar de leer: estás leyendo el diario pero quieres saber que pasa en la Tierra entonces te apuras para poder saber pero cuando llegas a la parte de la Tierra quieres saber más del diario. 

  Otro punto por lo cual personalmente me ha encantado este libro es que muestra perfectamente que puedes mezclar artes con ciencia. Al escritor le fascina la ciencia y justo por eso se esfuerza en la precisión de los hechos que describe pero al mismo tiempo es una persona que le gusta la literatura (no creo que no le guste si escribió un libro). Es mandar a volar la idea de que no pueden gustarte diferentes temas y que si eres un loco de la ciencia solo puede gustarte la ciencia y nunca entenderás el arte y al revés en el caso de un loco del arte. Es mostrar que la ciencia es para todos y no sólo para una elite de genios. Estoy segura que todos pueden entender las partes técnicas y científicas explicadas en el libro. Nos dijeron "divide y vencerás" y sin embargo nos dejamos dividir en este aspecto y nos dejamos vencer con la idea de ser "especialista" en UN solo tema. 

  Este libro ya es un bestseller y como dicta la nueva tradición: tiene que ser película. El trailer salió hace unas semanas por lo cual próximamente tendremos la película en cines. Sinceramente se ve bastante bien, sobre todo es un tema perfecto para una película y seguro llegara a interesar a muchos. En este caso no les recomiendo ver el trailer antes de leer un libro pues si hay varios spoilers que, a mi parecer, son importantes para mantener el suspenso de la historia. Lo que si pueden ver es esta presentación en la que los actores entran en el rol del personaje y explican la misión Ares 3 (o sea la del viaje a Marte número 3). Pueden leer mi opinión de la película aquí

¿Lo recomiendo? Definitivamente sí. Este es un libro maravilloso que ya es parte de mi lista de libros favoritos y probablemente estará tan pronto como lo leas en la tuya. Si te gusta la ciencia ficción o simplemente la ciencia o si quieres comenzar con este genero, te recomiendo leer El Marciano. Si no te gusta el sci-fi, te invito a que le des una oportunidad con este libro.


- Julia.

1 comentario:

  1. quiero leerloooooooooooooo! Sabes si esta en digital??

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.