domingo, 28 de septiembre de 2014

*Reseña: Cinder.



S i n o p s i s

  Humanos y androides abarrotan las ruidosas calles de Nueva Pekín. Una plaga mortal está haciendo estragos entre la población. Desde el espacio, la despiadada gente lunar vigila, esperando el momento adecuado para hacer su próximo movimiento. Pero nadie sabe que el destino de la Tierra depende de una sola chica. Y esa chica es Cinder, una humana con implantes robóticos que trabaja como mecánica, reparando androides. Cinder es una ciudadana de segunda con un misterioso pasado, maltratada por su madrastra, quien la culpabiliza de la enfermedad que ha sufrido su hija. Hasta que un día se cruza en su vida el apuesto príncipe Kai y surge una atracción prohibida. Atrapada entre el deber y la libertad, la lealtad y la traición, Cinder tendrá que descubrir los secretos de su pasado para proteger el futuro del mundo.


R e s e ñ a

  Cinder es una especie de remake de la Cenicienta en un mundo futurista. Después de la Cuarta Guerra Mundial el mundo fue dividido en seis países, además de la luna que ha sido poblada por humanos que han evolucionado hasta tener poder sobre la mente humana común. Los androides ayudan los  humanos y conviven conviven casi pacíficamente, pero no es tan sencillo para los cíborgs, como Cinder, que son considerados más maquinas que humanos por lo cual dejan de tener muchos derechos y son discriminados por los demás miembros de la sociedad, que sienten cierta repulsión hacia ellos.

  La situación es difícil, la peste consume vidas y no hay cura, además Luna amenaza con empezar la guerra si la Comunidad (que es donde la historia ocurre, y sería lo que hoy es Asia) no aprueba sus demandas, unas demandas extremadamente altas. Además de la inminente guerra, nuestra protagonista sufre el doble siendo explotada por una madrastra malvada que la detesta.

  La historia avanza con ritmo constante y está llena de descripciones cortas pero suficientes para entender y situarse en la historia, con muy pocos elementos y palabras te puedes hacer una buena idea de como lucen los lugares y personajes. Sobre todo entendemos la historia gracias a los diálogos. Son los diálogos los que te meten en la historia y te muestran el camino y los movimientos de los personajes. Aunque gran parte del tiempo Cinder está sola por su condición de cíborg (o sea, la discriminan y nadie se le acerca como si ella tuviera la peste), tiene la compañía de una androide con un chip de personalidad muy elocuente con quién habla y comparte sus pensamientos. Gracias a estas conversaciones sabemos cómo se siente nuestra protagonista pues fuera de ellas no hay muchas explicaciones sobre su interior pues, como ya he dicho, las descripciones tan solo muestran lo esencial del mundo físico, el resto lo tiene que inventar tu imaginación.

  Toda la historia está llena de cambios que llevan a una nueva situación con nuevos problemas. Lo que al principio parece una historia de amor termina siendo una especie de conflicto internacional, o más bien interplanetario.

  El personaje de Cinder es muy inteligente y siempre sabe que hacer. A pesar de ser parte robot, es muy humana. Mucho más humana que otros personajes que son solamente egoístas. Además, Cinder está atrapada entre de múltiples cambios y descubrimientos sobre ella misma y el mundo que la rodea pero logra adaptarse muy bien y rápido, cosa muy sorprendente, porque es su lugar me desmayaba del miedo. 

  Se nota principalmente en el hecho de que experimenta muchísimas emociones. No es ni valiente todo el tiempo, ni miedosa todo el tiempo, ni está angustiada todo el tiempo. Aunque su forma de ser no cambia durante la historia, si descubre cosas y empieza a entender más cosas sobre ella y sobre el mundo.

  Desde muy temprano en el libro se puede conocer el final pues es demasiado obvio. Cuando llega el final se hace todo muy largo y te confundes pues suceden muchas cosas en un mismo momento pero las descripciones son bastante pobres por lo cual te acabas perdiendo en largas descripciones sin ningún sentido. Al final quedas satisfecho pero con la idea de que no ha terminado la historia y tienes que conseguir la segunda parte. Aunque no tengo mucha prisa por leer el segundo libro, estoy segura de que en algún momento lo haré.  

¿Lo recomiendo? Cinder es un libro diferente que se lee bastante rápido, no es ninguna maravilla pero se puede pasar un buen rato con el (un rato chiquito, yo lo leí en tan solo un día). 







- Julia.

1 comentario:

  1. ¡Hola! A mí la verdad que me gustó mucho, aunque tengo que admitir que puede ser que me gustase demasiado porque adoro la Cenicienta <3
    Besitos

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.