miércoles, 30 de julio de 2014

La obsesión con Bajo la Misma Estrella.

  Antes que nada quiero decir que en esta entrada voy a hablar sobre mi opinión personal, no estoy generalizando pues creo que no todos los seguidores de John Green sean así, en realidad creo que son una minoría pero los demás permanecemos callados. No quiero insultar a nadie ni ser grosera pero voy a ser muy sincera y directa. También aviso que hay muchos spoilers y si no han leído el libro o visto la película y prefieren no saber el final les recomiendo que regresen cuando ya sepan la historia. Esta es una entrada que se ve larga pero se lee rápido, así que les pido por favor que la lean.  


  Tengo que admitir que Bajo la Misma Estrella es un libro que me ha gustado mucho pero desde el momento en que lo termine de leer había algo que me molestaba con respecto al libro. No sabía la razón pero algo me enojaba profundamente, en especial cuando mis amigas hablaban de lo maravilloso que era.
  Pero gracias a la adaptación del libro que acaba de salir me di cuenta, después de un año de leerlo, que era eso que me molestaba tanto sobre el libro. No es el libro el que está mal, ni el escritor (que es muy bueno), sino los lectores que se consideran muy fans (y la publicidad del libro). 

  La película se estrenó un viernes pero yo fui al preestreno en día lunes. Claro que junto a mi también fueron las niñas más "fans" del libro, que claramente ya lo habían leído. Desde el principio me di cuenta de lo...tontas (y no quiero ser grosera pero es la única palabra que se me ocurre para describirlas), o tal vez superficiales, que eran y de lo mal que habían entendido la historia y el significado del libro (además de irrespetuosas). ¿Ejemplo? Cuando salió Gus por primera vez, gritaron, (¡en el cine!) como locas como si fuera miembro de una boyband. ¿Otro ejemplo? Lo chillonas que fueron cuando Gus pide estar presente en su funeral.
  Entiendo que es un libro muy emotivo y que por consecuente la película, que es muy fiel al libro, también lo es pero hay una diferencia entre chillar como ellas y llorar como se llora en las películas. Es decir, algunas lagrimas y puede que ese sonido de respiración al tener poco aire por llorar que se escucha generalmente en las más tristes (como La Ladrona de Libros, en la que TODO el cine lloró).
  Yo he estado en varios estrenos de películas en la que hay locos adictos por el libro que fueron a ver su película que llevaban esperando años (como yo). Pero son bastante respetuosos, se ríen de lo que da risa, lloran si es triste (pero no chillan). Nunca me había tocado algo como con esta adaptación.  
  Al salir del cine estaba enojada por lo groseras que fueron. El cine es un lugar común en el que todos convivimos con respeto a los demás pues no es la sala de nuestra casa y hay otras personas que intentan ver la película (y que probablemente no gusten de gritos durante las frases más populares del libro). Cada quien tiene costumbres diferentes al ver una película pero en el cine tenemos que convivir con gente que no tiene las mismas costumbres y por eso, apagamos nuestro teléfono y no lanzamos palomitas por toda la sala.   

  No me di cuenta inmediatamente después de salir del cine, sino unos días después cuando ya había tenido tiempo de pensar. No es el libro el que está mal, no es la historia, ni el significado, es la gente y su manera de percibir las cosas. 
  La historia habla sobre la vida. Sobre vivir en momentos y condiciones difíciles. La gran mayoría de los libros hablan de eso. Algunos utilizan un mundo post apocalíptico, otros un mundo en el que la magia negra se salió de control, Bajo la Misma Estrella lo muestra en una historia en el mundo real, con situaciones reales y creíbles. Todo el libro habla principalmente de la vida y como lo perciben dos personas que saben lo efímera que puede ser y como puede cambiar la vida de alguien en unos segundos. Ambos personajes son jóvenes, apenas empiezan a vivir cuando les dicen que ya no podrán vivir más, es claramente un trauma. Pero, sin embargo, ellos deciden vivir sus últimos días, su pequeño infinito.
  También habla de una enfermedad. Una enfermedad temida y que nadie entiende completamente. El punto de vista de los enfermos, que luchan por su familia pero al mismo tiempo están resignados. El cáncer se trata como una enfermedad tabú, pues da miedo y es bastante común, además amenaza a todos, cada día, es parte de los tiempos que vivimos. El libro habla de ella, habla con jóvenes para jóvenes, pues es un tema que no podemos ignorar por miedo, deja de mostrarla como un tabú. Hazel lo dice, no quiere lastima, no quiere ser vista como un monstruo.
  Nos intenta enseñar algo, darnos una importancia a los jóvenes, un nuevo punto de vista en un tema considerado por adultos pero que nos concierne a todos, gracias a otros elementos. No es el único que intenta esto, recordemos que Los Juegos del Hambre utiliza una nueva sociedad para mostrarnos lo mal que estamos ahorita, puede parecer exagerado pero no estamos tan lejos de un reality show en el que nos matemos los unos a los otros.  
  Y también hay una historia de amor. Sí, una historia bonita compuesta por dos personas bonitas (e inteligentes). La historia de amor es lo que mueve hacia delante las acciones de los personajes. Pero es el motor, es importante pero no lo más importante. Y he aquí el problema, muchísimos pensaron que relación amorosa entre Gus y Hazel es lo más importante, aun peor, lo único importante del libro. Se les olvido notar que hay sentimientos, pensamientos, verdades, y muchos elementos más que rodean el motor Hay también una carrocería cargada de elementos importantes que sostiene el libro.
  
  John Green hace algo en sus libros (y es lo que más me gusta de sus libros), mostrar que los adolescentes son inteligentes, piensan y tienen sentimientos. Que tenemos claras las cosas y no solo estamos perdidos buscando quienes somos, abrumados por nuestros cambios físicos. Sinceramente creo que tenemos muchos puntos a favor como adolescentes pues recordamos que es ser niños mejor que los adultos y todavía somos creativos y no estamos atascados en una sola creencia, y como no tenemos preocupaciones de adulto podemos tener la mente más clara, al contrario de lo que se cree comúnmente. Sus personajes muestran que no somos unos locos desquiciados a lo cuales temer. 
  Una lástima que no todos los lectores de sus libros sean como sus personajes. No es que nadie haya captado que la historia de amor no es lo único en el libro es que se lo creyeron. De hecho, creo que los que leemos desde hace mucho (como todos los que tienen blogs de literatura) captamos bien muchos elementos pues estamos acostumbrados a analizar todo el contenido de un libro. Mi teoría es que cuando se volvió un bestseller alguien dijo que Bajo la Misma Estrella es un libro compuesto de 96% amor y 4% de cáncer, y todos se lo creyeron. Dejamos de pensar al leer el libro, leímos las frases famosas que circulaban en internet y olvidamos las otras, vimos lo que nos dijeron que teníamos que ver y ya. Aún peor, los que decidieron que querían tener cáncer para vivir una historia de amor como la del libro. (Si quieren vivir una historia de amor como la de Hazel y Gus necesitan ser listos, tener cultura como los personajes, y el desear estar enfermo no es una gran manera de demostrar inteligencia.)
  Entonces todos se volvieron expertos en literatura de la noche a la mañana. Los que nunca habían leído un libro, habían mágicamente estudiado una carrera de letras y si contradecías sus pensamientos sobre "el mejor libro del mundo" (y no digo que no sea bueno, pero no es el mejor) te restregaban tu ignorancia en la cara. Claro que yo los contradije, y no me fue bien. Solo que yo leo desde los ocho años y tengo un blog en el que hablo de libro y sobre el significado "oculto" detrás de Bajo la Misma Estrella mientras que ellos repiten lo que leyeron en el fandom. Creo yo que la categoría de "mejor libro de la historia" no existe y es absurdo intentar meter libros en ella. 
  Creo, sinceramente, que Bajo la Misma Estrella ayudo enormemente a que los no-lectores entraran a descubrir el maravilloso mundo la lectura. Espero que no se queden estancados ahí y que continúen, pero también espero que aprendan a tener sus propias opiniones sobre los libros, no que solo copien lo que les dijo internet y el fandom. 

 No a todos nos gustan los mismos libros, no siempre notamos las mismas cosas al leer. Eso se puede ver claramente en los millones de reseñas que hay de un mismo libro. No hay opiniones sobre libros que estén mal y otras que estén bien. Cuando se trata de libros las opiniones las hacemos nosotros a partir de lo que vivimos y necesitamos en el momento de la lectura, es parte de ello. Y puede que la primera persona que vio una historia 100% amor en este libro tuviera razón, el problema son los millones de personas que le copiaron, quitándole valor. 

  Por último quiero hablar sobre la publicidad que se le hizo al libro. Gracias a Bajo la Misma Estrella, John Green, que ya era famoso, se hizo mil veces más. Esto le conviene a las editoriales y no se cual hizo este esperpento, pero ahora las portadas de los demás libros de Green son iguales que las nubes de este último bestseller. A mi me parece simplemente terrible. 


¿Qué opinan ustedes del éxito loco de Bajo la Misma Estrella?
                    

- Julia. 
Mi reseña del libro.
Mi reseña de Buscando a Alaska.

2 comentarios:

  1. Está bien, publicaré mi comentario puesto que tu lo pides. Primero que nada quiero aclarar que tu ortografía es bastante buena (no se te olvidaron los acentos). Sí me lo permites, me gustaría decir que tienes un talento muy bueno en cuanto a reseñas de libros, a la escritura en general; disfruté mucho leyendo tu opinión. De igual modo, me gustaría compartir mi opinión. En cierto modo, pensamos igual. Yo nunca acabé de leer el libro porque mientras lo leía, recordaba lo que la gente decía, las "frases famosas", los momentos clave que aparecían en las páginas de Facebook, etc. Me puse a pensar que yo lo empecé a leer por recomendación de otros y porque todos decían que había que leerlo y que sí no lo hacía era un insulto a la literatura. Yo fui una de las personas a las que trataron de inculto por no conocer el libro. Yo sabía que ese no era mi tipo de literatura, y pensé que también me convertía en una persona que sólo lo leía porque todos lo hacían. Así que paré porque no entendía el verdadero significado de lo que leía y al igual que tú, apostaría a que muchas personas tampoco. No pienso que la historia sea mala, de hecho es linda y el autor es un genio. Pero la manera en la que las personas responden a esa genialidad no creo que sea la apropiada. Me gusta tu blog Julia, y tienes un talento que nadie más te lo puede quitar. Cuídate y espero leer pronto otra de tus reseñas.

    ResponderEliminar
  2. Esto pasa muy frecuentemente: "Dejamos de pensar al leer el libro, leímos las frases famosas que circulaban en internet y olvidamos las otras, vimos lo que nos dijeron que teníamos que ver y ya." Dejamos de pensar... muy buen ensayo personal, aunque creo que el comentario "La historia habla sobre la vida." es impreciso, y se podría decir que todas las historias, de una forma u otra, hablan sobre la vida, a menos que sean la historia de una piedra abandonada en Marte, y cómo esa piedra está ahí nomás, erosionándose, y luego se vuelve polvo y a nadie le importa porque no hay vida en Marte.

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.