domingo, 23 de febrero de 2014

Reseña: La Ladrona de Libros.



S i n o p s i s
  
  Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contemplaba su propia historia. 
  En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con éstas se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable. 

R e s e ñ a 

  Desde el momento en que lees de que trata el libro en la parte de atrás puedes estar seguro que es un libro que te va a dejar sorprendido por la manera en que las palabras son utilizadas. Si no le crees a la sinopsis pues créeme a mi, te vas a sorprender.  

  La Ladrona de Libros es una historia narrada por el personaje principal de la segunda guerra mundial, la muerte. Ella vio tres veces a la ladrona (Liesel Meminger) mientras esta vivía pero conoce toda su vida. Nos cuenta como comienza la "aventura" de Liesel en un tren y como llega a vivir a Himmelstrasse (la calle del cielo), donde conocerá a las personas que llenaran su vida y donde vivirá el comienzo y el final de la guerra.

  No hay secretos, desde el principio sabes en que termina la historia, la misma narradora (la muerte) te lo dice. Pero esto no le quita nada al desarrollo de la historia si no que le da más. ¿Una historia más sobre la guerra? No, esta vez es el turno de los alemanes de contar su punto de vista como víctimas de la guerra; víctimas del enemigo y de su propio país. No todos los alemanes fueron nazis, ellos también tuvieron que vivir en medio de una guerra. Pero más allá del escenario y de los hechos históricos, la historia trata sobre las palabras: de su poder y de su inmensidad de significados. Como crece Liesel gracias a ellas, los problemas que le provocan y como le salvan la vida.

  Los personajes son todos y cada uno de ellos fantásticos a su manera. A todos los acabas queriendo aunque sean secundarios y no llegues a saber mucho de ellos. Algunos llegan más profundamente a tu corazón y ahí se quedan al igual que en el de Liesel. Ella es un personaje increíblemente real y esto hace que te encariñes con ella y que cuando sus sentimientos son descritos los sientas como tuyos. Los padres de acogida de Liesel son muy divertidos y aunque Rosa, la madre, es un poco gruñona la acabas queriendo y ella se va abriendo poco a poco a lo largo de la historia y Hans, el padre, es una gran persona y lo quieres desde su primera aparición en el libro. Rudy y Max, amigos de Liesel, son los que mueven la historia hacia adelante y...bueno, también son maravillosos. Estos son algunos de esos personajes que habitan Himmelstrasse pero son muchos más. 

  Algo diferente de la narración son los colores del cielo. Son una parte importante de la historia pues te dicen un poco como era la situación de ese momento. Es la muerte la que se fija del color del cielo cada vez que recoge a...sus muertos. 

  El único problema que le veo al libro es el comienzo. Cuesta un poco de trabajo agarrarle el ritmo y quedar atrapado dentro. No se entienden muchas partes ni que es lo que está pasando y si no sabes que la muerte es la narradora es un poco más confuso. Ya cuando estás bien enterado de la rutina y de los personajes de Himmelstrasse toda la lectura es más fácil y amigable. Y luego empiezan más y más problemas rodeados de algunas épocas de paz y felicidad. En realidad creo que la felicidad está siempre presente, aunque las situaciones sean muy complicadas. Y a partir de ahí la historia solo va de mejor a mejor hasta el final, cuando todo cae. Sí, llore al final pero creo que desde el principio estaban las lagrimas a punto de salirme de los ojos. No es algo que me pase muy seguido, en realidad está es la segunda vez que de verdad me puse a chillar (llorar) con un libro. 

  La película es una de las mejores adaptaciones que he visto en toda mi vida. No porque pase exactamente lo mismo (pero casi sí) que en el libro. Los sentimientos son los mismos y te llegan al alma como lo hacen con el libro. También los diálogos son muy similares o los mismos. Y lo que más me gusto fue que hablan en ingles pero con acento alemán (para que no se te olvide donde y quien) y al igual que en el libro varias palabras están en alemán. Al contrario del libro no llore solamente al final si no que durante toda la película, del principio al final. Yo lloro en la gran mayoría de las películas (llore hasta en Toy Story 3) pero en esta fue de tristeza y también de felicidad. Ver palabras convertirse en imágenes que eran iguales a las de mi mente mientras leía, me atrapo. La mejor adaptación que he visto. TRAILER  

¿Lo recomiendo? Sí, es un libro maravilloso que muestra el verdadero valor de las palabras gracias a una niña que llego a conocer más de ellas. Sin dudarlo ni un segundo le doy 5 estrellas y si no fuera por el pesado comienzo le daría 6. 


- Julia.

2 comentarios:

  1. ¡Hooola!

    Yo ya estaba con ganas de ver la película. En realidad, ni siquiera sabía que había un libro, no me había molestado en buscarlo. La película la quiero ver de todas formas, pero ahora sé que voy ha intentar leerme primero el libro, que siempre me engancha más. Prefiero ir a mi propio ritmo, rumiar una y otra vez mis partes favoritas y leer entre líneas hasta llegar a las partes importantes.

    La cuestión es que aunque la adaptación a la película sea buena, siempre prefiero el libro.

    Bueno, gracias por esta reseña, que me ha ayudado a decidirme :)

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el libro en su momento y disfruté mucho de la película.

    Besos

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.